¿Es su impresora vulnerable a los ciberataques? Descúbralo aquí

 

 

Gracias al Internet de las cosas, cada vez más equipos están conectados a una red; por eso, el riesgo de sufrir un ciberataque está en todas partes. La impresora que utiliza a diario podría ser utilizada por los hackers como puerta de entrada.

Estos dispositivos se han convertido en uno de sus blancos preferidos precisamente porque los usuarios no las consideran vulnerables. De hecho, según un estudio de Spiceworks, solo el 16% de las personas piensan que en las impresoras puede haber brechas de seguridad.

Las impresoras son tan vulnerables como un computador. Si a un computador se le colocan capas de seguridad para protegerlo de ciberataques, ¿por qué no hacer lo mismo con los equipos de impresión? El problema es que muchos usuarios no saben cuáles son los puntos débiles que deben reforzar.

Si ese es su caso y quiere comprobar cuán vulnerable es su impresora a un ciberataque, le contamos en qué debe fijarse.

  • Firmware desactualizado

El firmware es el programa empleado por algunos dispositivos como las impresoras para su funcionamiento. Los fabricantes suelen ofrecer actualizaciones constantes del firmware para añadir funciones al equipo o para mejorar las que tiene. Si un equipo no está actualizado, es posible que sufra alguna intrusión no autorizada.

Muchas veces las impresoras antiguas ya no reciben soporte técnico del fabricante; de ser así, lo recomendable es que sustituya lo antes posible los equipos por unos más seguros.

  • Atento al puerto 9100

Todo equipo conectado a Internet puede ser una entrada para los cibercriminales, sobre todo si la red está desprotegida. Si su impresora tiene el puerto 9100 abierto a conexiones externas, podría sufrir un ataque que comprometa la seguridad de su información.

En 2017, un hacker denominado Stackoverflowin atacó unas 150.000 impresoras accesibles en línea. El hacker ejecutó un script automatizado para buscar puertos de impresoras abiertos y, tras ubicarlos, envió un trabajo de impresión a todas ellas. Lo mismo sucedió en 2016 en la Universidad DePaul, en Chicago, donde se vulneró una red con 29.000 impresoras por un puerto desprotegido.

No obstante, estos no son ejemplos de vulnerabilidades, sino de errores de configuración. Cuando las impresoras están mal configuradas pueden ser un verdadero dolor de cabeza. Por ello, los expertos insisten en aplicar las medidas de seguridad mínimas, como contraseñas, y elegir equipos que ofrezcan configuraciones avanzadas.

  • Documentos desprotegidos

Un error común que hace que las impresoras sean vulnerables a ciberataques, es la desprotección de los documentos. Cuando el equipo o el material que se imprime no cuenta con cifrado es posible que sea interceptado por terceros, ya sea de forma remota o física, en la misma oficina. Por esta razón es esencial proteger la información de principio a fin.

Esto es posible si se cifran las conexiones del panel de control de las impresoras para que la información se mantenga segura tanto si está en tránsito como en cola. Al hacer esto se impide que los documentos puedan ser capturados por personas no autorizadas cuando estén en camino hacia la impresora. Además, es posible implementar soluciones que guarden el documento en un servidor protegido hasta que el usuario autorice la impresión directamente desde el equipo mediante una contraseña.

La clave para tener una impresora segura y evitar un ciberataque está en conocer los riesgos a los que están expuestos estos equipos si no se toman medidas. Según Patrick Taylor, Gerente de categoría de impresión de Soluciones LaserJet y Empresariales de HP Inc., uno de los mayores desafíos que enfrentan los clientes es la protección contra brechas de seguridad. Por ello, es fundamental tener en cuenta las herramientas que se ponen a su disposición para proteger los dispositivos y por ende los datos.

¿Ha cometido alguno de estos errores? Es momento de evaluar las vulnerabilidades de su impresora y fortalecer su ciberseguridad.